IRS, el sustituto del Euribor para hipotecas

Las fuertes variaciones sufridas durante los últimos años por el Euribor, el principal índice de referencia utilizado para calcular los intereses de las hipotecas, han hecho que los organismos reguladores hayan decidido empezar a introducir en las hipotecas otro indice menos variable llamado IRS (Interest Rate Swap, algo así como Intercambio de Tasa de Interés)

Esto no quiere decir que dejará de usarse el Euribor para las hipotecas, de hecho, continuará siendo el indice más utilizado, y el IRS irá introduciéndose poco a poco. En concreto, se usará el IRS a cinco años, con lo que los tipos de interés de las hipotecas permanecerán fijos durante periodos de 5 años (con el Euribor, los periodos son de entre 6 y 12 meses)

¿Qué es el IRS (Interest Rate Swap)?

El Interest Rate Swap (IRS), es un producto financiero de origen especulativo. Básicamente, una de las partes (la entidad financiera que nos concede la hipoteca) obtiene el dinero con préstamos a interés variable (como el Euribor) y presta este dinero a un interés fijo a la otra parte (el que obtiene el préstamo hipotecario)

En el caso que estamos tratando, se obtendría un tipo de interés fijo, que sería revisado cada 5 años, consiguiendo una estabilidad mayor que con el Euribor pero, a cambio, los intereses serán un poco más elevados, en concreto la media es de un 1% más.


Ventajas e inconvenientes del IRS

El origen especulativo de este índice hace que a veces resulte beneficioso y otras perjudicial, tanto para una parte como para otra. En este caso, vamos a hablar de las posible ventajas e inconvenietes para quien pide un préstamo hipotecario utilizando el IRS y comparándolo con el Euribor.

Ventajas del IRS: Se trata de un índice mucho más estable que el Euribor, al revisarse cada 5 años no sufriremos tantas variaciones. Si durante los 5 años entre revisiones el Euribor sube, nuestro interés no se verá afectado.

Inconvenientes del IRS: Al ser un indice más estable y, teoricamente, más seguro, normalmente deberemos pagar un sobrecoste, que habitualmente será del 1% más. Si durante los 5 años entre revisiones el Euribor baja, estaremos pagando más que con una hipoteca referenciada directamente al Euribor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *