Ok Money, microcréditos inmediatos de hasta 800 euros

Con los microcréditos rápidos de Ok Money podrás conseguir hasta 600 euros inmediatamente para utilizar en lo que desees, de forma totalmente confidencial y segura. Aprovecha para pagar esas facturas que llegan a final de mes, gastos imprevistos como la reparación del coche o gastos extraordinarios como los libros del colegio o un regalo para un amigo o familiar.

Los préstamos rápidos y microcréditos han visto aumentar su volumen de negocio durante los últimos años. Cada vez más personas los utilizan para situaciones especiales de falta de liquidez. Y es que las entidades financieras tradicionales han elevado mucho los requisitos para obtener crédito y muchas familias y profesionales se han visto privados del dinero necesario para seguir funcionando.

Ésta financiación a corto plazo ofrecida por empresas prestamistas privadas tiene unos requisitos muy reducidos y es accesible a casi cualquier persona que la solicite. Los gastos son más elevados que los préstamos bancarios, debido a que las entidades asumen mayor riesgo al ofrecer unos requisitos reducidos, pero para emergéncias es la mejor solución disponible actualmente.

Para solicitar un préstamo rápido tienes que rellenar el formulario de solicitud de la web de Ok Money y enviar una copia del DNI y de la cartilla bancaria o de un extracto de nuestra cuenta corriente. Si disponemos de una cuenta de Instantor podremos confirmar nuestros datos bancarios de forma inmediata sin enviar los extractos.

Ok Money pertenece a la entidad financiera americana DFC Global Corporation, lider mundial en servicios financieros de todo tipo, que opera principalmente en Europa y Norteamérica. Con ellos se pueden conseguir microcréditos de hasta 800€, aunque en el primer préstamo sólo podrás solicitar hasta 200.

El periodo para devolver el dinero es de 30 días, aunque se puede devolver antes y pagar sólo por los días en los que se ha disfrutado de él. También es posible realizar prórrogas de 30 días, contactando previamente con Ok Money, aunque sólo se podrán realizar 3 extensiones de tiempo y cada vez habrá que pagar los gastos correspondientes al periodo anterior.

Los requisitos que deberás cumplir para que tu solicitud sea favorable son muy pocos. Tendrás que disponer de móvil y cuenta corriente en España, ser mayor de edad, disponer de unos ingresos mensuales justificables de al menos 500€ y no figurar en ninguna lista de morosos como Asnef. Recuerda que este tipo de préstamos son para necesidades puntuales y no deben usarse como forma de financiación habitual por su coste elevado.

Cómo devolver al prestamista privado el dinero rápido prestado

Logo Ok MoneyUna vez aprobada la demanda del préstamo solicitado, el proveedor de dinero rápido, remitirá por correo electrónico al cliente una factura. En la misma se desglosará la cantidad entregada más los gastos de gestión que deberán liquidarse a fin de plazo.

Por norma general, la suma total a pagar se cargará de forma automática en la tarjeta facilitada. No obstante, si por algún motivo no se han proporcionado los datos de la misma o se prevé que no se contará con suficiente saldo en la cuenta para realizar el pago, se recomienda liquidar el dinero urgente obtenido mediante una transferencia a la cuenta del Banco Santander con la que opera Ok Money, varios días antes de que finalice el término elegido durante el proceso de solicitud. El motivo de adelantar el reembolso unos días antes no es otro que el de evitar retrasos. Este tipo de transacciones pueden tardar entre 1 y 3 días laborales en hacerse efectivas.

Si se opta por esta opción, deberán incluirse como concepto: el nombre y apellidos, el número de DNI/NIE y el número de referencia indicado en la factura. Finalmente, cabe señalar que una vez devuelto el dinero urgente, se podrá acceder a un nuevo préstamo con la entidad online sin problemas.

Si durante el proceso surge cualquier tipo de duda o consulta, puede contactarse con el departamento de atención al cliente disponible de lunes a viernes en horario de 9:00 a 17:00 horas.

Ventajas y singularidades de los microcréditos rápidos de Ok Money

Una de las ventajas más aplaudidas de Ok Money es que el acceso a su financiación se puede llevar a cabo sin nómina y sin aval. Sin embargo, tal y como se comentaba anteriormente, sí será necesario justificar unos ingresos mínimos regulares mensuales de al menos 500 euros.

El sistema de valoración de la empresa permite que la cuantía del primer crédito oscile entre 100€ y 300€. Conforme se vaya reembolsando el dinero facilitado dentro del término estipulado, se irá aumentando el importe del crédito de manera gradual. De modo que por el segundo préstamo se podrá obtener hasta 400 euros y por el tercero, hasta 800 euros.

El periodo máximo para devolver el dinero es de 30 días, aunque se puede devolver antes y pagar sólo por los días en los que se ha disfrutado de él.

Por otra parte también existe la posibilidad de cancelar el minipréstamo rápido demandado. Eso sí, se dispone de 14 días para poder comunicarlo por escrito vía e-mail. En este caso, el nivel de confianza volverá a ser mínimo y, por tanto, el límite de crédito será de 300 euros.

También es posible realizar prórrogas de 30 días, contactando previamente con Ok Money pero sólo se podrán realizar 3 extensiones de tiempo y cada vez habrá que pagar los gastos correspondientes al plazo anterior.

Finalmente, es necesario destacar que tanto la privacidad como la seguridad quedan aseguradas con las políticas de tecnología, normas y medidas aplicadas por la compañía de créditos rápidos que protegen los datos personales de cada cliente.

Además, el aval con el que cuentan las garantías de la marca financiera Ok Money son 100% fiables. Dicha firma pertenece a DFC Global Corp., el grupo crediticio líder americano que opera principalmente en Europa y Norteamérica y que lanza herramientas con las que millones de clientes de todo el mundo pueden hacer frente a sus problemas económicos con absoluta confianza. Con ellos se pueden conseguir microcréditos de hasta 800 euros, no obstante, en el primer préstamo sólo se podrá solicitar un máximo de 200 euros.

En resumen, demandar un crédito personal a través de Internet es rápido, sencillo y muy cómodo puesto que no es necesario salir de casa para llevar a cabo las gestiones. Son productos financieros diseñados para cubrir necesidades puntuales imprevistas: la reparación del coche, alguna que otra mejora en el hogar, el pago de alguna factura más alta de lo normal, etc. Miles de personas ya han probado este tipo de servicios poniendo fin a sus problemas, organizando alguna escapada de vacaciones e incluso emprendiendo un nuevo negocio. Y tú, ¿sigues esperando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *