Ferratum Bank: Créditos rápidos gratis y préstamos sin aval

La firma financiera Ferratum inició su andadura en el sector de los créditos rápidos en el año 2005. Fue la primera marca en establecerse en nuestro país ofreciendo dinero sin papeleos y sin avales a todo aquel que tuviera problemas económicos. Hasta ahora, la sociedad online, ha operado con la marca comercial Creditomovil. Sin embargo, debido en gran parte a la fuerte competencia en el sector, lanza créditos gratis para los nuevos clientes a través de Ferratum Bank.

Sus servicios están operativos las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Es decir, no importa si la petición se realiza un sábado o un domingo. Sea cual sea el día de la semana y la hora a la que se tramite, el dinero urgente del que se precisa, estará disponible en la cuenta bancaria en tiempo récord: 10 minutos.

Cómo percibir los créditos inmediatos de Ferratum

Para conseguir créditos online y préstamos rápidos personales en Ferratum Bank, accede a su página web desde tu ordenador, smartphone o tablet y sigue los pasos siguientes para obtener el dinero urgente necesario con el que poder solucionar cualquier imprevisto, urgencia o necesidad que no pueda esperar:

  • Selecciona la cuantía requerida (a elegir desde 50 hasta 700€) y en cuanto tiempo te gustaría devolverla (entre 5 y 45 días). Con ayuda del simulador de préstamos rápidos podrá consultarse el coste total a abonar antes de tramitar la solicitud.
  • Completa el formulario online con algunos datos personales y de contacto.
  • Identifícate online haciendo uso de Instantor, un sistema de verificación de datos 100% seguro utilizado de forma habitual por otros bancos de España.
  • En caso de ser aprobada la demanda y tras una breve espera, se recibirá un SMS donde se indicará el importe aprobado y los costes. Si se esta de acuerdo, será necesario responder con un SMS con la palabra ‘ACEPTADO’.
  • Por norma general 10 minutos después de enviar el SMS de confirmación, se recibirá el dinero en la cuenta bancaria facilitada.

Cabe destacar que como nuevo cliente en Ferratum, el máximo que podrá obtenerse serán 300€ y deberán reembolsarse en 30 días como mucho. Sin embargo, las siguientes veces podrá accederse a 700€ y abonar el importe en un máximo de 45 días.

Requisitos mínimos para acceder a la financiación de la entidad online

Logotipo Ferratum BankLas nuevas sociedades online estipulan unas condiciones mínimas de acceso pero son mucho más laxas que las establecidas por las compañías bancarias tradicionales. Ferratum Bank establece las obligaciones que se enumeran a continuación:

  • Tener entre 25 y 70 años.
  • Residir legal y permanentemente en España.
  • Ser titular de una cuenta bancaria.
  • Contar con una dirección de correo electrónico y un número de teléfono móvil operativos.
  • No figurar en ningún registro de morosos como Asnef o Rai.
  • Justificar unos ingresos mensuales mínimos que corroboren capacidad suficiente para poder reembolsar la suma del microcrédito prestado.

Cómo devolver los minipréstamos sin aval de Ferratum Bank

Tanto la comodidad como la flexibilidad son dos factores con los que el proveedor de dinero rápido esta más que comprometido. Tanto es así que los usuarios tienen la posibilidad de poder abonar sus créditos mediante alguna de las opciones siguientes:

  • Pagar a través del Área Personal. Para llevar a cabo el abono, bastará con acceder a la parte privada de la web e introducir el número de teléfono móvil y código pin. Si se desea continuar adelante con el proceso, deberá hacerse clic en ‘Pagar’ y acto seguido en ‘Pago Instantáneo’. La última acción será la de abonar la cuantía del préstamo mediante transferencia bancaria haciendo uso del sistema de pagos Trustly.
  • Devolver la cantidad percibida a través de Tarjeta Bancaria sin costes adicionales. Para poder utilizar esta vía de devolución, será imprescindible contactar con el servicio de atención al cliente disponible de lunes a viernes de 9:30 a 18:30 horas y sábados y domingos de 10 a 19 horas.
  • Liquidar el crédito a través de transferencia bancaria o ingreso en alguna de las cuentas (Santander o Bank of Valletta ‘BOV’) con las que opera Ferratum Bank. En ambos casos, será fundamental indicar el número de teléfono móvil o DNI/NIE en el concepto.

Por último recuerda que desde el momento en el que se liquida la cuantía del crédito, puede pedirse, en caso de necesidad, uno nuevo. Y es que no existe posibilidad de tener dos préstamos a la vez, así que es muy importante, en caso de precisar de más liquidez, ingresar el dinero cuanto antes.

Ahora bien, si se prevé que no podrá llevarse a cabo el pago del importe, siempre existirá la opción de poder pedir una prórroga de 15 días más antes de que pasen 5 días del vencimiento de liquidación. Dicha ampliación puede pedirse como máximo 2 veces para un mismo minicrédito. Para hacerla efectiva y por tanto, beneficiarse del aplazamiento, deberá liquidarse un coste estipulado por la entidad. Por ejemplo, prorrogar un préstamo de 100€ cuesta 27,51€.

Recuerda que en caso de no poder cumplir con los términos de pago acordados, se incurrirá en gastos de morosidad y gestión de cobro. En otras palabras, seria muy probable acceder a las listas de morosidad como Asnef.

El servicio online de Ferratum Bank es 100% transparente y seguro. Además cuenta con la particularidad de que el primer crédito es gratuito. Por consiguiente, sin intereses y sin comisiones, de modo que si se desea puede probarse el servicio sin pagar nada por ello. Asimismo, la obtención del dinero se lleva a cabo sin avales, sin papeleos y en tan sólo 10 minutos. Por lo que respecta a la confidencialidad, no hay de qué preocuparse, no se recibirán cartas ni documentación en el domicilio particular. Por otra parte, los datos personales están protegidos de acuerdo a los términos establecidos en la Ley (LOPD).

Pero, por muy apetecible que pueda resultar el hecho de contar con financiación inmediata, no hay que olvidar que se trata de productos a corto plazo cuya cuantía debe ser devuelta en un máximo de 45 días. Por tanto, se aconseja antes de contratar alguna herramienta crediticia de este tipo, contar con absoluta certeza de que podrá ser devuelta sin problema.