ViaSMS, minicréditos hasta 600 euros sin nómina y con asnef

Los minicréditos rápidos de ViaSMS ofrecen hasta 600 euros de forma inmediata, segura y totalmente confidencial para que puedas utilizarlos en lo que desees. Además, no será necesario estar trabajando para poder disfrutar del dinero, ya que tan sólo tendrás que justificar otra fuente de ingresos distinta a tu nómina, como puede ser una pensión o la prestación por desempleo.

Además, tu solicitud podrá ser aceptada incluso figurando en la lista de morosos Asnef. La entidad financiera permite a personas registradas en ésta lista disponer del dinero si no tienen una deuda superior a 1.000 euros y aparecen en ella por más de una deuda al mismo tiempo.

ViaSMS es una de las compañías de préstamo urgentes más utilizada y que más confianza inspira entre sus clientes por sus excelente servicio, rapidez y profesionalidad. Cuenta con presencia en distintos países europeos como Suecia, Polonia y la República Checa y se ha convertido en una referencia dentro del sector de la financiación a corto plazo.

Cómo solicitar tu minicrédito

Para solicitar tu minicrédito debes rellenar el formulario de la web de ViaSMS con tus datos personales.

Si utilizas el sistema de validación online Instantor podras identificarte sin necesidad de enviar ninguna documentación. Se trata de un sistema creado en Suecia que permite validarse con las credenciales utilizadas para entrar en nuestro banco por internet y que permite confirmar tu identidad y valorar de forma totalmente confidencial tu estado financiero actual sin comprometer la privacidad.

Si no utilizas Instantor deberás enviar una copia de tu documento de identificación español, ya sea el DNI o el NIE en el caso de extranjeros residentes en nuestro país. También tendrás que enviar una copia de la primera página de la libreta del banco o la copia de la pantalla de la web del banco y un documento que justifique tus ingresos y que no sea de más de dos meses de antigüedad.

Los minicréditos rápidos de ViaSMS pueden solicitarse si tienes más de 25 años y menos de 65 y si dispones de una fuente de ingresos habitual justificable, como puede ser una nómina, una pensión de jubiliación, la prestación por desempleo, una ayuda a discapacitados o ingresos por cuenta propia en caso de autónomos.

Son muy útiles en caso de necesidades puntuales de dinero urgente, para cubrir gastos imprevistos o afrontar compras extraordinarias en momentos en los que no se dispone de liquidez. Sin embargo, hay que ser precavidos y no abusar de su uso para evitar pagar demasiado dinero en concepto de intereses y gastos y evitar endeudarse mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *