Definición y tipos de préstamos

Los préstamos consisten en la entrega de dinero entre dos partes, a devolver en un cierto período de tiempo y con el cobro de intereses por la parte prestamista.

Pueden dividirse en dos grandes grupos, los comodatos y los mutuos. Los comodatos consisten en que una parte entrega a la otra un bien raiz, mueble o especie de forma gratuita para que la use y la restituya posteriormente. Los mutuos, que son los comunmente conocidos como préstamos, consisten en que una parte (habitualmente un banco o entidad financiera) presta una cantidad de dinero a la otra, obteniendo a cambio el cobro periódico de intereses hasta la devolución total de la cantidad prestada.

En este artículo, debído a la orientación económica de este sitio web, nos centraremos en el segundo tipo, los préstamos de dinero con intereses. En este grupo se pueden hacer dos distinciones, según la garantía ofrecida, los préstamos personales y los préstamos hipotecarios.

Préstamos personales e hipotecarios

Los préstamos personales o al consumo, son préstamos de una cuantía no muy elevada. La garantía para este caso es la solvencia personal, suelen pedirse tan sólo documentos que acrediten que el prestatario tiene suficientes ingresos para afrontar la devolución y el pago de los intereses. Son los utilizados habitualmente para la financiación de viajes o la adquisición de coches.

Los préstamos hipotecarios son aquellos en los que la garantía de pago es un inmueble. La cantidad de dinero y el plazo para devolverlo son mucho más elevados. Con la hipoteca del inmueble, en caso de impago, la entidad financiera prestamista obtiene la propiedad de éste y procede a realizar una subasta para cubrir el préstamo.


Términos de los préstamos

Prestatario: Es la parte que obtiene el dinero con la obligación de devolverlo en un tiempo pactado previamente.

Prestamista: Es la parte que presta el dinero, normalemente un banco o entidad financiera.

Principal: Es el total de dinero prestado por el prestamista al prestatario y que será devuelto posteriormente por éste último.

Plazo: Es la cantidad de tiempo que tiene el prestatario para devolver el principal al prestamista, acordado al formalizar el contrato de préstamo.

Interés: Es la cantidad de dinero que recibirá el prestamista por parte del prestatario como beneficio por el préstamo. Suele calcularse según un porcentaje sobre el principal.

Cálculo de préstamos

Si deseas calcular la cuota mensual y la cantidad total de intereses que pagarías según el importe, el tipo de interés y el plazo, puedes usar nuestra calculadora de préstamos.

One thought on “Definición y tipos de préstamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *