Gedescoche, préstamos por tu coche sin dejar de conducirlo

Conseguir la liquidez que necesitamos en un momento puntual se puede convertir en una auténtica pesadilla. En una situación en la que la concesión de crédito por parte de las entidades financieras está bastante restringida y la ayuda de las compañías de créditos rápidos puede resultar insuficiente, las alternativas clásicas han vuelto a tomar un inusitado protagonismo.

Una de ellas es el empeño de nuestro coche, una modalidad a través de la cual cualquiera de nosotros puede obtener liquidez a cambio de dejar en garantía alguno de los bienes personales por un período de tiempo determinado. Gedescoche, una empresa que lleva diez años realizando descuentos de pagarés y que cuenta con una extensa red de oficinas a nivel nacional, ofrece la posibilidad de empeñar nuestro coche.

Haciendo uso de esta vía es posible lograr efectivo por nuestro coche (hasta 10.000 euros) incluso con Asnef. Y todo ello sin renunciar a seguir conduciéndolo, a cambio eso sí, de reembolsar una cómoda cuota de alquiler. En definitiva, a diferencia de los minicréditos rápidos online, este proveedor de capital privado permite obtener dinero urgente tomando como aval nuestro coche pero sin prescindir de su uso. Se trata sin duda de una oferta muy atractiva, ¿verdad? Y es que, conseguir el dinero del que se precisa casi de manera inmediata a través de una gestión 100% online que no presenta complicaciones, es todo un lujo.

A continuación se detallan todos los pasos a seguir para que puedas llevarte: Coche + Dinero (sin importar si estás o no en algún registro de morosos como Asnef). Sigue leyendo e ¡infórmate!

¿Cómo funciona el préstamo por tu vehículo de Gedescoche?

La operativa es la siguiente: Gedescoche solicita al cliente los datos del vehículo que se va a empeñar y el importe que necesita; posteriormente, se realiza una tasación oficial del vehículo de acuerdo con la guía GANVAM de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos y la cuantía que la compañía le concede al demandante, con un mínimo del 50% del valor de tasación del coche. Si el usuario está conforme, recibe el dinero en su cuenta en menos de 24 horas y sigue disfrutando de su coche a cambio del pago de una cuota mensual.

Por otra parte cabe destacar que, una vez reembolsada la suma inicial prestada por la firma de crédito, el coche volverá a ser nuestro. Adicionalmente, recuerda que el prestamista de dinero urgente no mira si estás o no en Asnef.

¿Cómo puedo solicitar una valoración de mi vehículo?

El proceso para solicitar un préstamo con tu coche como aval es sencillo y rápido, ya que solamente habrá que dar tres sencillos pasos:

  1. Acceder a la página web de Gedescoche y rellenar el formulario de solicitud, introduciendo para ello algunos datos personales junto con el año de matriculación del vehículo.
  2. En cuanto algún agente de Gedescoche se ponga en contacto con nosotros, deberemos facilitar una serie de referencias adicionales, entre las que se encuentran el modelo y la marca del coche, el kilometraje y el año de matriculación.
  3. La entidad online valorará prácticamente de modo inmediato la solicitud y responderá al cliente en un plazo de menos de 24 horas. En caso de aprobación este será el plazo en el que ingresará el dinero en la cuenta de cliente.

¿Cuáles son los requisitos para el empeño del coche?

Existen cuatro requisitos fundamentales para que Gedescoche conceda la financiación solicitada por el cliente:

  • Tener el coche pagado en su totalidad.
  • Que esté libre de cargas, sin reserva de dominio, ITV e impuesto de circulación en vigor.
  • Residir en la Península Ibérica o en Baleares.
  • Que el vehículo tenga, al menos, una antigüedad de ocho años, o diez en el caso de vehículos de alta gama.

Si cumples con las condiciones anteriores, lo más probable es que la solicitud de crédito online sea aprobada. De ser así se recibirá una oferta NO vinculante. Asimismo, recuerda que en Gedescoche no tienen en cuenta si estás o no en Asnef. El motivo principal por el que operan con esta oferta se debe a que, al tomar como aval el coche ¿qué más da si se forma parte o no de algún listado de morosidad?

Para cancelar la operación y volver a recuperar la propiedad del vehículo, el cliente puede volver a abonar el importe inicial y de esta manera podrá seguir disfrutando del control del coche con total normalidad, sin tener que pagar por ello ningún tipo de interés ni comisión.

¿Puede ser útil para mí?

¿Quién no ha tenido algún imprevisto puntual? Hay ciertas situaciones económicas, por muy previsor que se sea, que no pueden verse de modo anticipado. En esos momentos en los que se necesita de dinero extra para salir adelante, los préstamos personales se convierten en el producto financiero al que suele recurrir la gran mayoría. Sin embargo, hay otras alternativas para disponer de liquidez inmediata con mayor flexibilidad y entre ellos, destaca el prestamista privado Gedescoche.

Esta marca financiera ofrece un servicio muy interesante para todas aquellas personas que necesiten disponer de efectivo y cumplan los requisitos mencionados en los puntos anteriores. Lleva consigo una serie de ventajas, como no pagar intereses por el dinero prestado y la facilidad y comodidad que supone registrar nuestros datos a través de Internet. Además, podremos seguir disfrutando del vehículo a cambio del pago de unas cuotas de alquiler e incluso estando en Asnef.

En cualquier caso, como en el resto de operaciones de financiación, es importante prestar atención a los términos y condiciones del contrato así como solicitar el asesoramiento de expertos a fin de resolver dudas.

Por último, conviene revisar, antes de confirmar el acuerdo las consecuencias del no cumplimiento del contrato. Y es que, en ciertos casos, la opacidad de algunos prestamistas privados puede conducir a tomar decisiones erróneas. La transparencia es clave en cualquier caso. Quizá por ello, la política de la entidad online Gedescoche ha permitido el desarrollo de una página web muy completa en la que se ofrece toda la información detallada y explicada con claridad ¡sin letra pequeña!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *