Solicita en Presto créditos rápidos de hasta 2.000 euros

La empresa de préstamos inmediatos Presto permite disponer de hasta 2.000 euros a devolver en 47 cuotas mensuales ¡incluso como nuevo cliente! Sin complicaciones, sin letra pequeña y de forma rápida es posible solicitar dinero rápido a través de Internet. Elige la cantidad que desees, completa el formulario y obtén una oferta personalizada en 10 minutos. A continuación ofrecemos más detalles sobre la contratación de los créditos rápidos de esta entidad online ¡Toma nota!

Cómo lograr dinero rápido en 10 minutos

Unirse a Presto requiere tan solo de 3 sencillos pasos. Los mismos han sido enumerados acto seguido, ¡descúbrelos y disfruta hoy mismo de hasta 2.000 euros para utilizar cómo y cuando quieras!

  • Accede a la web de Presto y rellena el formulario online. Este paso queda completado en un par de minutos.
  • En unos 10 minutos aproximadamente recibirás una oferta personalizada. Eso sí, siempre y cuando se gestione la demanda dentro del horario laboral de Presto (días hábiles de 9:00 a 19:00 horas y sábados de 9:00 a 17:00 horas).
  • Si la aceptas, la compañía financiera te enviará un email de confirmación. Para recibir el dinero en la cuenta bancaria facilitada durante la petición, habrá que aceptar las condiciones establecidas en el correo electrónico y hacer clic en el botón de confirmación. Una vez quede ratificada la contratación, el importe del crédito se recibirá de inmediato si la cuenta bancaria personal es de Bankia, La Caixa, ING o Banco Sabadell. Para otras compañías, la transferencia se hará efectiva en 24-48 horas (días laborables).

El proceso de solicitud tal y como habrá podido comprobarse es sencillo, ágil y muy intuitivo. Sin embargo para poder acceder con éxito a la financiación online de Presto será indispensable cumplir los requisitos mínimos siguientes:

  • Tener entre 21 y 70 años.
  • Acreditar que se es ciudadano español o se reside de forma legal y permanente en el país.
  • Ser titular de una cuenta bancaria.
  • Aportar un número de teléfono y una dirección de correo electrónico.
  • Contar con ingresos demostrables. Para justificarlos deberá facilitarse: un recibo bancario donde puedan apreciarse las entradas de capital con las que se cuenta, una nómina, cualquier prestación, la pensión o cualquier otro documento mediante el que puedan verificarse que se tiene una entrada de dinero regular.
  • No tener deudas con terceros. Es decir, no formar parte del listado de morosos Asnef. Si se pide financiación a Presto y te encuentras en un registro de impagos, la demanda será denegada automáticamente. Para este tipo de casos, por suerte, existen empresas que sí aceptan peticiones con Asnef.

En definitiva, los préstamos rápidos de Presto son créditos sin garantía y por consiguiente, no se precisa de ningún aval ni avalista para lograr con éxito la liquidez urgente de la que se precisa. Por otra parte, tampoco se necesitará nómina o pensión pero si será imprescindible disponer de ingresos regulares. Y es que, no hay que olvidar que los prestamistas privados deben asegurarse de que el dinero prestado podrá ser devuelto sin problemas.

Cómo devolver los créditos rápidos online de Presto

El proveedor de dinero rápido online pone a disposición de sus clientes estas opciones de pago para reembolsar las facturas:

  • Abono con tarjeta. Para poder hacer uso de esta alternativa será necesario acceder a la cuenta online disponible en el área de usuario de la página web de la entidad financiera y entrar en ‘Facturas’.
  • Liquidación por transferencia vía Internet. La firma online opera con Banco Sabadell e ING. Habrá que elegir una de las dos cuentas bancarias y realizar la transacción.

Si llegado el momento no pudiera hacerse frente al desembolso del dinero, se recomienda contactar cuanto antes con el servicio de atención al cliente de Presto, disponible en horario de 9:00 a 19:00 horas de lunes a viernes y sábados de 9:00 a 17:00 horas.

Singularidades y ventajas de los créditos inmediatos de Presto

  • Tal y como se ha comentado con anterioridad, la entidad online Presto destaca frente a otras firmas de crédito por emitir préstamos rápidos de hasta 2.000 euros, cuantía muy superior a la ofertada por la mayoría de marcas comerciales disponibles en el mercado.
  • Asimismo, otra de las características más destacadas de los préstamos personales es que se tramitan 100% online. En otras palabras, cómodamente desde el sofá, oficina o porqué no mientras esperas a tus hijos a la salida del colegio.
  • Presto permite pedir hasta 2.000 euros para cualquier finalidad a devolver en un plazo máximo de 47 meses. En resumen, la devolución se lleva a cabo en cómodas cuotas mensuales. En este caso conviene destacar que en la mayoría de prestamistas privados, la liquidación se realiza en su totalidad al finalizar el término acordado en contrato, el cual no suele ser superior a 30 días.
  • Los créditos rápidos online de esta firma financiera se obtienen sin cambiar de banco.
  • La solicitud se completa rápidamente pero a diferencia de las entidades bancarias tradicionales, la respuesta también es inmediata. Es más, el dinero suele estar disponible en la cuenta bancaria en un plazo máximo de 48 horas. Aunque si la empresa de préstamos inmediatos ya dispone de los datos de usuario y por consiguiente, no esta solicitándose un primer crédito, la cuantía económica puede estar en tan solo 10 o 15 minutos.
  • La liquidez se consigue sin papeleos y sin avales.
  • En los préstamos rápidos de Presto no se aplican comisiones ni de gestión ni de apertura por lo que únicamente habrá que hacer frente a los intereses sobre el capital prestado.
  • La web del prestamista privado dispone de un simulador de créditos rápidos para conocer con exactitud, antes incluso de pedir el dinero, los detalles del crédito rápido que desea solicitarse: tiempos de devolución, intereses, etc.
  • Acceder a los créditos de Presto no implica la contratación de productos vinculados.

Por último, recuerda estudiar muy bien tu situación personal y financiera. Si realmente necesitas pedir efectivo, antes de lanzarte a la solicitud de un préstamo online, conviene analizar con detenimiento tu caso, la letra pequeña y las condiciones adheridas al producto financiero que más te convenga. Por norma general, los minicréditos pueden utilizarse para gastos urgentes e inesperados: averías de coche, pequeñas reformas del hogar, una factura más alta de lo normal, etc. No obstante, ningún proveedor de dinero rápido pide explicaciones sobre la finalidad del dinero pero no por ello hay que olvidar que los préstamos online no deben utilizarse como fuente de financiación regular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *