Cómo solicitar un minicrédito rápido con tu móvil

Los teléfonos móviles se han convertido hoy en día en una herramienta versátil y poderosa para conseguir agilidad en todas nuestras gestiones. Ahora ya es posible solicitar minicréditos con el móvil de una manera sencilla.

Características de los minicréditos

Estos préstamos están pensados para sufragar algún pequeño gasto ocasional, pero urgente, y ser devueltos en cuanto nos llegue la nómina. La característica más importante es la velocidad con la que se puede obtener el dinero, ya que se puede recibir, en la mayoría de los casos, en menos de una hora. El importe de los mismos suele oscilar entre los 300 y los 1.000 euros, dependiendo de la entidad que los conceda. El plazo máximo de devolución suele rondar los 30 días.

  • Importe máximo: 1.000 €
  • Ventajas: Con Asnef y sin nómina
  • Plazo: 61 a 100 días. Información »
  • Importe máximo: 4.000 €
  • Ventajas: Sin aval y en 24 horas
  • Plazo: Hasta 41 meses. Información »
  • Importe máximo: 10.000 €
  • Método: Coche como garantía y sigue utilizándolo
  • Plazo: 12 meses. Información »
  • Importe máximo: 10.000€
  • Método: Cajeros y compras con tarjeta
  • Ventajas: Sin cambiar de banco. Dtos de hasta el 30%. Información »

Con la mayoría de las entidades, la solicitud del crédito se hace exclusivamente por el móvil, por lo que no hay que enviar ningún tipo de documentación. El sistema que usan las financieras para comprobar la identidad y la solvencia del solicitante es un sistema automatizado tipo Trustly o Instantor. Estos sistemas necesitan acceder a tu banca electrónica, por lo que es necesario contar previamente con un acceso a banca online desde el teléfono como sistema de verificación.

Las solicitudes de crédito se pueden realizar en cualquier momento, cualquier día de la semana.

Elementos necesarios para solicitar los minicréditos por teléfono

Evidentemente, el primer requisito será tener un teléfono móvil con conexión a Internet, mejor si es con Wifi.

Como hemos comentado antes, también será necesario tener acceso a la banca online de nuestro banco habitual a través del móvil para que le entidad prestataria pueda comprobar nuestra identidad y realizar la transferencia si aprueba el crédito.

La aprobación del mismo suele requerir ser español o extranjero con tarjeta de residencia, tener más de 18 o 21 años y tener algún tipo de ingreso regular estable, ya sea nómina, pensión o incluso la prestación por desempleo.

Con todos estos requisitos tendremos que instalar también la app de la entidad crediticia para gestionar la solicitud.

Proceso de solicitud

Lo primero que habrá que hacer al entrar en la página web del prestamista es fijar el importe que deseamos obtener. En muchos casos el importe máximo para nuevos clientes suele estar limitado alrededor de 300 euros, aunque algunas entidades permiten cantidades superiores.

Con la fijación del importe vendrá también la del plazo máximo de devolución y con ello saldrá la cantidad total que tendrás que devolver.

Minicréditos por móvilSi se acepta la solicitud anterior accederás a un formulario que contendrá una serie de datos personales. En la mayoría de las entidades, esto te permitirá entrar en el área de clientes. Entonces llega la verificación de tu identidad y de tu cuenta bancaria al acceder online a la misma.

La respuesta con la aceptación o no del minicrédito se suele obtener de manera casi instantánea. Si es positiva se inicia la transferencia a tu cuenta personal que puede recibir el dinero en menos de una hora, aunque en algunas ocasiones y por temas de horarios o comunicación con el banco receptor puede demorarse hasta 48 horas.

La mayor parte de las entidades que conceden minicréditos no lo hacen a las personas que se encuentren en el fichero de morosos ASNEF. Este punto puede ser importante porque no es muy difícil ser incluido en estas listas de morosos. A veces, solo es necesario la devolución de algún recibo de servicios telefónicos, bancarios o similares. Estar en la lista de morosos puede ser un verdadero inconveniente a la hora de solicitar cualquier tipo de crédito o incluso el alta en compañía de suministros (gas, electricidad…), y si no se hace nada, dichos datos pueden permanecer hasta seis años en el fichero. Por eso, sin sospechas que pudieras estar en dicha lista es conveniente que ejerzas tus derechos y accedas al fichero de ASNEF. Ahí podrás comprobar quién te ha incluido, qué importe te reclama, desde que fecha e incluso saber quién ha consultado tus datos personales. Una vez comprobado esto podrás realizar las gestiones necesarias para que te borren de dicha lista.

Ejemplos de minicréditos

Estos son algunos ejemplos de minicréditos y sus costes extraídos de las páginas web de las entidades prestatarias.

Ferratum money. Primer crédito de 300 euros sin intereses. Un crédito de 575€ a 45 días tiene un coste de 221,71€, siendo la cifra total a devolver 796,71€, lo que implica un TAE del 1309%

HolaDinero. Primer crédito sin intereses hasta 500 euros. Un crédito de 600€ a devolver en 61 días tiene un coste de 432€, siendo la cifra total a devolver de 932 euros, y un TAE del 1698%

Vivus. También ofrece un primer minicrédito sin intereses ni comisiones. Permite obtener hasta un máximo de 1.000 euros, aunque en la primera solicitud sólo se podrán obtener hasta 300 €.

Otras entidades populares que conceden minicréditos son: Wonga, Vivus, Dineo, QuéBueno y MoneyMan.

Impagos de minicréditos

Para pagar cualquier crédito debemos de tener un plan de gastos para poder hacer frente a los pagos en las fechas previstas. Si estos no se hacen en fecha se generará un aumento importante de la deuda a la que se le irán añadiendo intereses de demora. Normalmente existen unas comisiones fijas por impago y luego un porcentaje que hará que la deuda crezca con el paso del tiempo. Una vez transcurrido un plazo, normalmente tres o cuatro meses desde el impago, se producirá una reclamación por vía judicial sobre la cantidad adeudada, engordada en el transcurso de estos meses, y se nos incluirá en el fichero de morosos anteriormente citado.

Solicitar un minicrédito a través del móvil es muy fácil

Como se puede ver, solicitar un minicrédito rápido por el móvil es muy sencillo actualmente. No obstante, hay que tener en cuenta que el objetivo es que se pueda superar alguna dificultad puntual y no endeudarse más. Ten muy en cuenta que los intereses rondan el 1% diario y que aunque alargar el plazo de devolución te puede ayudar a tener unas cuotas más asumibles, ese incremento del plazo aumentará sustancialmente la cantidad total de dinero a devolver.

Requisitos mínimos para acceder a los préstamos rápidos

Desde el 2008, la financiación online se ha convertido en una herramienta muy popular. Y es que, los nuevos proveedores de dinero exprés ofrecen créditos rápidos con los que es posible solventar cualquier imprevisto puntual o urgencia que requiera de una respuesta inmediata pero que no pueda solucionarse con los ingresos mensuales habituales. Su rapidez de concesión, sus pocos requisitos de acceso (mucho más laxos que las condiciones exigidas por la banca tradicional) junto con el papeleo mínimo necesario son algunas de las condiciones que han ayudado a que este tipo de producto se popularice tanto.

Condiciones básicas para conseguir minicréditos inmediatos

Antes de pedir ayuda económica a cualquier prestamista privado, se aconseja consultar los requisitos exigidos para poder asegurar que se cumplen todas las pautas establecidas. En función del tipo de crédito, de la cuantía demandada así como de la política de riesgos de la firma de préstamos, las obligaciones que deberán seguirse serán unas u otras. Sin embargo, por norma general, siempre se suelen tener en cuenta los factores que se enumeran a continuación:

  • Datos personales. El primer paso para poder iniciar el proceso y obtener dinero rápido será indicar cuál es nuestro nombre, apellidos y fecha de nacimiento. Asimismo, en algunos casos, deberá aportarse también el número del Documento Nacional de Identidad (DNI/NIE).
  • Datos de contacto. Para continuar, deberá facilitarse la dirección postal de residencia (calle, población, número, código postal, etcétera).
  • Situación laboral. Disfrutar de una fuente de ingresos es primordial, por tanto, será necesario indicar la situación con la que se cuenta: autónomo, asalariado, pensionista, desempleado, etc. Tal y como se ha comentado con anterioridad, contar con ganancias regulares que puedan ser justificadas es esencial para que el crédito rápido sea aprobado aunque, no obligatoriamente debe presentarse una nómina, también puede servir el IRPF, una pensión e incluso la prestación por desempleo.
  • Situación familiar. Los prestamistas privados quieren asegurarse antes de conceder financiación online que el cliente podrá devolver sin problemas la cuantía prestada. Con esta finalidad, querrá saber si el usuario tiene alguna persona a su cargo y cuál es su estado civil.
  • Cuenta bancaria. Indicar en qué cuenta se quiere percibir el dinero es otro de los pasos a seguir. Será, por tanto, primordial ser titular de una cuenta bancaria para poder recibir la cuantía económica.
  • Garantías. Según el tipo de préstamo rápido elegido y de la compañía prestataria, se exigirá una garantía personal (casa, coche, licencia de taxi, etc) o algún tipo de aval. De este modo, en caso de impago, los bienes pasarían a ser embargados.

Cuanta más cantidad de dinero rápido se pida, lógicamente, más requisitos exigirán las entidades online. De hecho es uno de los argumentos más utilizados por los bancos tradicionales. Al prestar cuantías más altas y a diferencia de las entidades de minicréditos (que no suelen prestar más de 1.000€ a los nuevos clientes), endurecen sus condiciones de acceso.

Condiciones adicionales para adquirir minicréditos exprés

Requisitos de los créditos  rápidosAdemás de las limitaciones imprescindibles anteriores, para poder contratar micropréstamos, se deberán cumplir estos requisitos adicionales:

  • Cuando se solicita cualquier crédito rápido debe facilitarse una dirección de correo electrónico y el número personal del teléfono móvil.
  • Si se figura en algún listado de morosos como Asnef, no hay problema puesto que hay prestamistas privados que conceden minicréditos con Asnef. Es conveniente acudir a ellos directamente ya que se trata de una apuesta segura, aunque para ello, la deuda no debe superar los 1.000 o 3.000€ y no puede tener ninguna vinculación con una entidad bancaria.

¿Cómo pueden las nuevas empresas conceder dinero online en tan pocos minutos?

Los proveedores de dinero urgente tienen la capacidad de responder a nuevas peticiones prácticamente al momento y de transferir el importe de sus préstamos rápidos en tiempo récord, 15 minutos suelen ser suficientes. Las siguientes razones son, básicamente, las causantes:

  • Solicitud y contratación 100% online. El acceso a cualquier préstamo inmediato de estas sociedades es fácil, ágil e intuitivo. Solo hay que rellenar un sencillo proceso de solicitud a través de Internet. Estos nuevos sistemas reducen considerablemente el tiempo de espera.
  • Flexibilidad en sus requisitos. Las condiciones fijadas para poder alcanzar dinero rápido a través de una compañía de créditos privada son mucho menos estrictas que las exigidas por los bancos. Al tener menos requisitos, las peticiones se analizan prácticamente al momento.
  • Documentación mínima. Las firmas de dinero urgente no precisan de mucho papeleo para comprobar que el cliente cumple con las cláusulas reclamadas. En algunos casos, incluso, no se pedirá ningún tipo de documentación puesto que los sistemas automáticos con los que operan permiten verificar la identidad del demandante. Uno de los más conocidos es Instantor y muchas empresas ya hacen uso de él.

Los créditos rápidos online se han convertido en el producto de moda

La aparición de Internet ha conseguido cambiar muchos hábitos en nuestras vidas. Tal y como se ha desarrollado a lo largo de este artículo, ahora es posible obtener dinero rápido cómodamente desde casa, a golpe de clic, sin esperas interminables y sin papeleos ni avales. La evolución de las nuevas tecnologías ha propiciado que las entidades crediticias varíen sus formas de trabajar en el mercado financiero permitiendo que a día de hoy, sea mucho más rápido y fácil conseguir liquidez.

Sin embargo, no hay que olvidar que los costes adheridos tanto a los préstamos rápidos como a los minicréditos son elevados, así que se aconseja hacer uso de los mismos en momentos puntuales y no como método de financiación habitual. Si se contratan frecuentemente, se correrá un riesgo de sobre endeudamiento, lo que podrá desencadenar en una espiral de deudas de la que será muy difícil salir. Así que antes de solicitarlos, es conveniente tener absoluta certeza de poder devolver el dinero rápido obtenido sin problemas y antes de que finalice el plazo de devolución.

Por último, recordarte que en nuestra web cuentas con toda la información a tener en cuenta para aumentar las posibilidades de concesión de los micropréstamos. Aprovecha las ofertas y oportunidades destacadas para acceder a la liquidez que necesitas ¡No esperes más!